Eficiencia energética y diseño passivhaus

Con el objetivo de construir edificios de consumo casi nulo, el análisis de la eficiencia energética en nuestros edificios es una herramienta imprescindible.

El diseño passivhaus de las viviendas es un medio perfecto para garantizar su máxima eficiencia energética.

En e2A podemos diseñar tu vivienda passivhaus de un modo integral, dotándola de la más alta calificación energética sin renunciar a una arquitectura elegante y moderna.

Pero no solo obra nueva o viviendas unifamiliares pueden beneficiarse de los nuevos estándares de eficiencia energética, también la rehabilitación de edificios existentes de comunidades de vecinos pueden ser acometidas para mejorar sustancialmente su eficiencia energética.

Hotel passivhaus en calle el Collado 4 y 6, Soria

51 habitaciones

Superficie: 2.934 m2

Promotor: Hotel restaurante Cortabitarte, S. L. U.

Actualmente en construcción, cuando se inaugure será uno de los primeros hoteles con el sello internacional Passivhaus en España, con el objetivo de convertirse en una referencia en la eficiencia energética en nuestro país.

El edificio se está ejecutando mediante un sistema de construcción prefabricada de módulos de acero que permite controlar al máximo todo el proceso y los niveles de exigencia que exige el certificado Passivehaus. Cada uno de los módulos del hotel se construyen en las instalaciones de Cortabitarte en Soria, desde donde se trasladan a su emplazamiento definitivo en el edificio.

Para alcanzar la certificación Passivehaus el edificio necesita reducir enormemente la demanda de calefacción y refrigeración respecto de los edificios tradicionales y para ello cuenta con una envolvente térmica de 25 cm de aislamiento, carpinterías de triple vidrio, reducción de las infiltraciones de aire (certificado Blowerdoor), así como un sistema de ventilación controlada con recuperación de calor. El resultado es un edificio con un gran valor medioambiental, social y económico. Medioambiental, por la reducción  de la huella ecológica durante la fase de uso del edificio y, por tanto, de los gases de efecto invernadero; social, por señalar el camino que habrán de seguir el resto de construcciones en un inmediato futuro; y económico, porque la eficiencia energética se traduce aquí en eficiencia económica en la explotación del edificio.